En 1898, Thorndike estableció las bases de un simple, pero importante principio que denominó ley del efecto. "Uno de los efectos de una conducta que tiene éxito es el de incrementar su probabilidad de volver a ocurrir en circunstancias similares". Este autor contribuyó a establecer las bases del condicionamiento instrumental, el cuál implica el establecimiento de una correlación entre algún aspecto de la conducta y el reforzamiento o castigo. Se dice que un organismo ha sido condicionado cuando su conducta cambia de tal forma que obtiene ( o retiene) la recompensa o evita el castigo.